Aplicaciones cal

Conceptos para hornos de cuba.

Contrariamente a los hornos rotatorios de cal, los hornos de cuba son instalaciones de producción estáticas en las que la materia prima, la piedra caliza, se alimenta en diversos tamaños de grano a través del cabezal del horno y solamente va descendiendo en la cuba llena debido a la fuerza de la gravedad. Gracias a la energía añadida (combustible), se produce la disociación química de la piedra caliza (CaCO3) en cal (CaO) y dióxido de carbono (CO2).

A pesar de que los hornos de cuba de cal se usen en las más diversas industrias (cal, azúcar, soda, acero, etc.), desde el punto de vista refractario, tienen en común que el revestimiento refractario consta de varias capas. Por regla general, son varias capas de aislamiento, el revestimiento permanente y el revestimiento de trabajo. También la división en zonas de los hornos de cuba suele ser común y constar de la zona de precalentamiento, la zona de quemadores y la zona de enfriamiento.

Funciones del revestimiento refractario en el horno de cuba
El horno de cuba en servicio está relleno de piedra caliza hasta la zona de alimentación. La piedra forma una columna por la que van circulando gases calientes de combustión. Por este motivo, las solicitaciones del revestimiento refractario deben valorarse de forma distinta que en un horno rotatorio. Debido a la transmisión del calor por las distintas capas de refractarios y los límites específicos de aplicación de los materiales aislantes en función de la temperatura, el aislamiento se suele diseñar generalmente de una, dos o tres capas. La función de las capas aislantes consiste en reducir la temperatura de la virola a un determinado valor máximo.
El revestimiento permanente que se halla entre el revestimiento de trabajo y el aislamiento tiene la función, por una parte, de reducir la temperatura en el lado del revestimiento aislante y, en caso de que falle el revestimiento de trabajo, asumir una función de “servicio de emergencia”.
El revestimiento de trabajo se encuentra en contacto directo permanente con el material de cocción y los gases del horno y tiene tanto una buena resistencia térmica y química como una elevada resistencia frente a la abrasión mecánica en frío y en caliente. La flexibilidad mecánica requerida en un horno rotatorio solamente tiene un papel secundario en los hornos de cuba.
© 2019 Refratechnik. Todos los derechos reservados

Mapa del sitio Aviso legal Privacidad

Esta página web utiliza cookies. Sin embargo, no se almacenarán datos personales en las cookies. Si sigue navegando por la página web, autoriza automáticamente su uso. Más información
ENTENDIDO